¿Por qué un invernadero?
En la última década la tecnología ha evolucionado de manera notoria, facilitando la vida del ser humano. Dentro de los avances tecnológicos recientes se encuentra la realización de sistemas de control para dispositivos utilizados en el hogar, la industria, el transporte y el campo. Una de las actividades vitales para la humanidad es el campo, ya que de ésta se obtienen los recursos necesarios para la alimentación. Aunque esfuerzos por implementar nuevas ideas y tecnologías empiezan a apreciarse, en nuestro país, la actividad del campo ha sido menospreciada por los avances tecnológicos. Sin embargo, a pesar de la falta de interés por parte de la tecnología, el campo cuenta con diversas prácticas con mucho futuro, como lo son los invernaderos.

Los invernaderos son una práctica importante de la actividad del campo basados en estrategias y métodos de operación, tales como sistemas automatizados para: riego, recolección, siembra, administración de nutrientes, etc., que les permiten tener ciertas ventajas sobre la producción a campo abierto cómo: la solución a problemas de escasez de tierra y malas condiciones climatológicas en la producción de alimentos agrícola

Los invernaderos son ya una realidad para la producción de alimentos agrícolas, mejorando su calidad y costos de producción, tanto así, que la NASA (National Aeronautics an Space Administration) en los últimos 25 años ha mostrado un interés notable en estos, siendo este interés el que los ha llevado a la investigación y desarrollo de prototipos pensados para la producción de alimento fuera de la tierra. Los invernaderos desarrollados por la NASA se encuentran totalmente automatizados, tanto que ningún humano es necesario para operar estos invernaderos. Dentro de los prototipos más completos están el “Greenhouse II/NASA 3” Actualmente, existen asentamientos de invernaderos por todo el mundo, por ejemplo en Holanda donde, la agricultura en invernaderos es muy importante para su economía, ya que el ochenta por ciento de los productos agrícolas holandeses de invernadero están destinados a la exportación, también existen invernaderos en Estados Unidos de América, Inglaterra, Israel y sin ir muy lejos en México y específicamente en el estado de Chihuahua. En donde en este último, impulsados por el gobierno del estado se construyeron varios invernaderos para apoyar la producción de alimentos en la región.